© 2019 Cipriani. All Rights Reserved. Website Designed by Daniel James Consulting

Historia de Cipriani

HARRY’S BAR – EL COMIENZO

El 13 de mayo de 1931, Giuseppe Cipriani abrió Harry´s Bar en Venecia. Ubicado en el primer piso
de un almacén abandonado en un callejón en la Piazza San Marcos, Harry´s Bar fue diseñado para
ser un destino propio. Nombrado un hito nacional italiano en 2001, esta intención no pudo haber
sido más plenamente realizada.

Con 50 metros cuadrados, parecía ser un típico y acogedor restaurante veneciano, pero con una
cuidadosa atención al detalle, y con muebles, vasos y cubiertos perfectamente proporcionados,
Harry´s Bar era todo menos típico. Durante años, el famoso ambiente ha sido imitado, pero nunca
reproducido.

 

En los 88 años posteriores a su apertura, Harry´s Bar se ha convertido en uno de los más famosos
restaurantes de todo el mundo. Incambiado desde 1931, y manteniéndose fiel a sus principios
fundadores, Harry´s Bar ha atendido a un distinguido grupo de clientes que han gravitado hacia esta
institución italiana. Desde Reyes, Reinas, leyendas de Hollywood hasta Ernest Hemingway, Orson
Welles, la Reina Elizabeth II y Truman Capote. Harry´s Bar ha tenido una clientela devota a lo largo
de los años, cuya apreciación por el servicio, la buena cocina y el ambiente único y encantador los
han devuelto en el tiempo. El restaurante ha sido y sigue siendo supervisado por Arrigo Cipriani.

HARRY’S DOLCI

En 1981, Arrigo inauguró Harry´s Dolci en la Isla de Giudecca en Venecia, un oasis de tranquilidad
fuera de la riudosa ciudad. Ubicada junto a un antiguo molino con las mesas del restaurante
cuidadosamente ubicadas a lo largo de la parte frontal del canal más grande de la ciudad, deleita a
los clientes con vistas a través del agua hasta la Piazza San Marco. Al igual que el Harry's Bar en
Venecia, Harry´s Dolci no solo se ha convertido en uno de los favoritos para los locales, sino en un
lugar codiciado para que los visitantes escapen de la frenética ciudad.

AL OTRO LADO DEL OCEANO

Los establecimientos de Cipriani en Venecia se hicieron tan populares que la demanda de ellos se
extendió al Medio Oriente, Asia y al otro lado del Atlántico. El ambiente único y el estilo simple
pero elegante de estos bares venecianos tan queridos se dirigió a la ciudad de Nueva York.

La introducción de Cipriani en Nueva York fue en el año 1985, cuando Arrigo y su hijo, Giuseppe,
abrieron Harry Cipriani en la esquina del majestuoso Central Park, ubicado en la calle 59 con la 5
Avenida. El emprendimiento fue tan exitoso que en 1996, Giuseppe abrió Cipriani Downtown en
SoHo. El talento de la familia Cipriani para seleccionar las ubicaciones fue nuevamente evidente,
ya que Cipriani Downtown abrió sus puertas mucho antes de que Soho se convirtiera en el vecindario
y punto de acceso para restaurantes y tiendas más ecléctico y emocionante que es hoy.

En 1998, el Rockefeller Center se acercó a Cipriani para hacerse cargo de las operaciones de
Rainbow Room, el epítome del lujo de Manhattan, con sus espectaculares vistas del horizonte y el
exquisito gusto por el Art Deco. El Rainbow Room era un ajuste natural para el portfolio de
Cipriani. Cipriani se convirtió en el guardián de este famoso ícono de Nueva York, hasta que
finalizó su contrato en junio de 2009.

La marca Cipriani continuó expandiéndose por Nueva York con Cipriani 42nd Street, otro
emprendimiento de alto nivel que se inauguró en 1999 en el emblemático edificio que anteriormente
fue famoso por ser el Bowery Savings Banks el cual se remonta al año 1921. Es notable por su
arquitectura ornamental y está ubicado frente a otro punto de referencia, La Estación Grand Central.
Los mosaicos del piso de mármol son vistos por muchos como una reminiscencia de la basílica de
San Marcos en Venecia. Glamorosa, elegante y ahora imbuida de la actitud de Cipriani por la buena
vida, Cipriani 42nd Street se estableció rápidamente como una institución de Nueva York.

Cerca del final del año 2004, Giuseppe Cipriani se asoció con un conocido desarrollador para
adquirir un hermoso y emblemático edificio en 55 Wall Street, que anteriormente servía como la
Bolsa de Comerciantes y la Aduana de Nueva York. Para el deleite de los profesionales locales de
Wall Street y de los empresarios internacionales, el primer Cipriani Club Residences se inauguró en
el año 2005, seguido por la apertura de Cipriani Club 55 en el año 2008.

Estos Club Residences son los primeros de una larga lista de emprendimientos de Cipriani en
ciudades de todo el mundo. Giuseppe tuvo una visión más amplia de este hito en el centro de la
ciudad y compró el gran salón de baile para agregarlo a su portfolio de restaurantes de lujo en la
ciudad de Nueva York. Cipriani Wall Street ha sido anfitrión de algunos de los eventos sociales y
galas más elegantes, incluyendo la conocida Serie de Conciertos de Cipriani Wall Street. El espacio
icónico del Edificio Cunard en 25 Broadway, otro edificio interior y exterior emblemático que se
conoce como el espacio más romántico del mundo, se agregó recientemente a la cartera de eventos.

AL ESTE Y MÁS ÁLLÁ 

En la primavera de 2003, Cipriani abrió Cipriani Hong Kong, un restaurante en el piso 12 del
edificio del Antiguo Banco de China, un espléndido entorno Art Deco que se remonta al esplendor
de los años 20. Cipriani se asoció con el magnate chino de los negocios, Sir David Tang para crear
uno de los clubes privados más prestigiosos de China.

En mayo de 2012, se agregaron dos ubicaciones más al portafolio europeo: Cipriani Monte Carlo y
Downtown Ibiza.

En 2010, mirando ahora al Medio Oriente, Cipriani lanzó Cipriani Yas Island, un destino de
completo lujo y hospitalidad para los Emiratos Árabes Unidos. En 2015, se inauguró en Ciudad de
México (Cipriani Masaryk), Cipriani Dubai, Socialista (Dubai) y Socialista (Londres).

En 2018 se inauguraron Cipriani Riyadh en Arabia Saudita y Cipriani Las Vegas.

Click to Call Image.png